Skip to main content

Números de videntes buenas

Mary Vidente por telefono

¿Cuántas veces no nos han hablado de tal o cual persona que son estupendas y que pueden ver el futuro? Hay quién no cree en estas cosas –y está en su derecho- pero también hay escépticos que han quedado sorprendidos por las capacidades mentales que tienen aquellos de los que nos hablaban y en los que no se confiaba.

En el difícil mundo de la adivinación, cierto es, hay mucho fraude y mucha mentira, por qué se promete demasiado de cara a la publicidad pero luego poco de cierto hay, pero no todo es así, hay una selección de números de videntes buenas de verdad que le demostrarán la existencia de la videncia.

Puedes llamar a María Isabel en estos teléfonos:

tarotistas

Llamada telefónica

La persona que tiene el don de ver el devenir es muy difícil de poder localizar, no suelen hacer demasiado ruido, es gente modesta, humilde, trabajadora que no pretende aprovecharse de ello y sólo trabaja, honradamente, para poder ayudar a otros con problemas o inquietudes.

Muchas veces nada es lo que parece, tras el marketing de una determinada clarividente es posible que no haya nada y tras una simple página web puede estar la llave auténtica para acceder a esos sucesos que están por llegar.

No es sencillo, ni mucho menos, ir estableciendo las líneas maestras entre este tipo de personas con esa capacidad  y en función de la experiencia separar las que son buenas de las que no. Ello, a alguien que comenzara a hacerlo, le llevaría mucho tiempo y, sobre todo, mucho dinero.

Por eso mismo facilitamos un listado con los teléfonos de esos futurólogos que, en verdad, son auténticos y sólo esconden las ganas de Saber y de ayudar.

Videncia por teléfono fijo

Todo lo que supone o implica conocer el porvenir de la persona entra en un terreno pantanoso donde muchos se han aprovechado y pocos han sido los elegidos a decir aquello de “este es bueno”, quizás por qué mucho es lo que se promete y poco lo que se cumple.

Pero debemos tener en cuenta que el futuro tiene un difícil pronóstico y que es complejo establecerlo. Antaño existían sólo 906 o 806 y se les tenía temor por las tarifas que se cobraban pero… ¿Y si hubiera servicios de videncia por números de teléfono fijo?

Ha leído bien, puede darse todo lo que es adivinación a una línea fija gracias a que también hay personas que sabedoras del recelo que provoca llamar a uno de esos números, por ello hoy es posible y lo ponemos a su disposición.

¿Es posible ejercer esta facultad a distancia? Sí lo es, sólo se necesita el contacto con el consultante y este puede ser llevado a través de un vehículo como es la propia voz, aquella que va a servir de conducción al vidente.

Los precios además son económicos y al alcance de aquel que desea saber más, se elige cuanto  hasta cuanto y todo resulta satisfactorio y, a la vez, sorprendente.

Tarotistas muy buenas y fiables

¿Por qué provocan el recelo de la persona llamar a servicios de tarot o acudir personalmente a uno de ellos? Quizás por ser, durante décadas, tildados de engaños, de camelos en lo que no se puede confiar. Pero tras estas afirmaciones se esconde mucho miedo o mucho desconocimiento.

Sólo aquel que ha probado y ha acudido a alguien real, a un cartomante auténtico, sabe de la realidad de su conocimiento y arte ancestral. Hay tarotistas muy buenas y fiables que hacen una gran labor y dan muy buenos consejos.

¿Quién no ha deseado alguna vez tener a ese amigo especial que tiene capacidades asombrosas y que le ha sabido orientar por cosas que iban a suceder? Muchos, o casi todos, lo hemos querido y no lo hemos tenido.

Ahora está a su alcance pues el teléfono nos acerca a los mismos siempre y cuando confíe en aquellos que lo hacen con rigor y con seriedad huyendo de otros que lo engañarán.

¿Cómo saberlo? Si alguna vez llama y escucha demasiado ruido e, incluso, cree distinguir que también –por lo que oye- manifiestan temas relacionados con el futuro, si le han hecho esperar demasiado, si ve demasiado forzada la predicción o la persona que le atiende tiene acento de otro país: desconfié. No es un servicio bueno, es lo que se llama un gabinete.

Todo aquel que se pone ante un mazo y lee las cartas sabiendo que tiene unos conocimientos extraordinarios se lo hará notar con rapidez, la serenidad que le transmite, el trato, lo personal que puede ser y, sobre todo, el grado de acierto que tiene.

Los videntes y las cartas

Las dudas se pueden poner de manifiesto cuando nos hablan de alguien que puede ayudarnos en esas cosas que están por ocurrir y que dicen que tiene poderes especiales.

Es la única forma de saber el futuro de los acontecimientos y un acceso a ello es a través de los videntes y las cartas, sólo o en conjunto. Ideal es que se reúna ambas en una misma persona para mayor probabilidad de acierto y fiabilidad de la consulta.

Los arcanos son un apoyo para el clarividente que tiene un hilo del que tirar en el caso que el consultante esté más o menos cerrado o participativo, no es negativo en cuanto a la predicción, sólo puede tratarse  de timidez, miedo…

El mazo con toda la simbología y carga emocional que tiene es la herramienta perfecta para poder ser la guía que facilite ese camino y hacer un equipo perfecto con la persona que, por naturaleza, tiene ese don.

En cuestiones del porvenir no lo dude, recurra a los mejores por qué es su vida la que está en juego y las decisiones que tome las que repercutirán de forma decisiva.